Javier Castillo Seguros y Finanzas

Javier Castillo Seguros y Finanzas
Loading...

sábado, 18 de enero de 2014

IRONMAN DE COZUMEL

En Cozumel (México), se celebra cada año una prueba del calendario IRONMAN, y este año, dos de los compañeros y amigos que disfrutamos de este deporte se han animado a hacerlo, una experiencia genial, que ellos mismos han catalogado de durísima, prueba de ello fue el abandono de Eduardo Crooke, que convencido estoy tuvo que sentirse fatal para tomar esa decisión ya que esta hecho todo un crack.
Pasaron unos días avituándose al clima, el calor y la humedad, cosa que se sabía podía llegar a ser un handicap duro de superar.
Por eso he querido que se leyera la crónica que el propio Iván hizo de la. Carrera, donde resalta cada sensación que vivió y que pone los pelos de punta...

Crónica Iván Cozumel:
Bueno gente, estoy aqui y estoy...dolorido, reventado...no...aparte, contento. 
Me quedo con lo que ha puesto Patri mas arriba porque es exactamente mi pensamiento para este IM: "Iván no iba a este IM ni a por puesto,ni puntos ni nada...simplemente ha hacerlo lo mejor posible y a dar todo lo q tiene en este momento sin presion y a disfrutar sufriendo"

Lo único que vi la oportunidad de estar donde quiero y me lancé sin dudarlo. Estaba dispuesto a luchar.

Con seis semanas de entreno y entrenos a pie con la musculatura tocada y sin ninguna tirada larga y volviéndose para casa machacado...no habia mucho que rascar...

Natación de 3100m toda corriente favorable. Se sale muy fuerte, aguanto 10' el tirón, cojo grupo y luego muy cómodo,  disfrutando de lujo.

Salgo a la par de Eneko y hacemos juntos la transi. Me sale bastante bien y me monto bien situado de mi grupo. Salimos viento a favor. Por delante hay formado otro grupo. No dudo en seguir a Eneko y Marino Vanhoenaker que toman riendas junto con otros dos y poco a poco vamos dando alcance a la cabeza. Voy forzado pero me encuentro muy bien. 
Formamos gran grupo, ciertamente rozando la ilegalidad. Jueces impasibles no hacen nada asi que ahi cada uno se las busca... A veces 10m...a veces 5m... no quedaba otra si quería ser uno mas.
Eneko toma riendas, nadie quiere relevarle y mete hachazos en los que me las veo...pero respondo y sigo ahi. Me encuentro fortísimo!!
Poco a poco van cayendo unidades y los kilómetros también pasaban. 
El ritmo es frenético, asi como las embestidas de Eneko y compañia. Mas de 40 por hora tras el tramo infernal de viento de cara y mas de 41 en la primera vuelta de 63km con el airazo que hacia bestial.
A las 2h nos coge el autriaco Weiss y la cosa se pone peor...sobre el km80 hay un arreon fortisimo al que sucumbimos el polaco Jaskolka y yo. Sigo luchando a muerte con la esperanza de que se frenen durante 30', todo el tramo de contraviento. Esto me paso mucha factura... 
Triste por esto decido poner mi ritmo Ironman de siempre y lo consigo bastante bien aunque las piernas van a peor... El polaco sigue detrás durante 60km hasta que decide darme un palo e irse solo.
Yo poco a poco voy sucumbiendo, me pase...y no tengo volumen suficiente... El larguisimo tramo a contraviento es un infierno que no acaba. El dolor de espalda, culo y cuello horrible. Pero sigo luchando por hacer un buen tiempo, lo necesitaba!! Y ademas iba el 11! Al final 4h53' tras 100km en absoluta soledad con mi ritmo.
Suelto la bici y apenas puedo correr... me muero...se me pasa de todo por la cabeza. A ver como salgo del atolladero.

Salgo a correr a 6'/km, la quemaera y dolor es terrible... musculatura contraída apenas me permite dar pequeños pasos y a los 5km tengo que parar a estirar tirado en el suelo porque me iba a morir. De cuerpo voy bien, comido e hidratado y sin dolor de estómago. Me pide correr pero mis piernas no pueden.
Decido tomarme el ibuprofeno y geles de cafeína a saco. Correr hasta donde parece que me rompo y andar hasta recuperar un poco. Asi me voy tirando toda la maratón, con la mente puesta en vosotros y en Patri, mi inspiración tras verla sacar adelante la carrera de Hawai cuando parecia que no se podia.
Se hace eterno...pero por mi cabeza no pasa la retirada, hoy iba a ser finisher y mi mente lo sabía. Recupero un poco antes del ultimo giro y enrabietado encaro los últimos 7km en los que decido darlo todo aunque me rompa. Con una tromba de agua tremenda y charcos hasta los tobillos, corro todo lo rápido que puedo y ando solo un poquito cuando el dolor se hace insoportable.
Últimos kms y aprieto cuanto puedo, voy a ser finisher, salga bien o mal siempre será una sensacion de triunfo.

Me quedo con lo positivo, una natación cómoda y buena, una bici increíble durante 80kms, la sensación de saber que podría estar ahí y una medalla de finisher que da a entender que tu cuerpo sigue a tu mente cuando lo tienes claro.

Ahora toca descansar, remontar el vuelo, hacer que musculatura y cuerpo se repongan y encontrar la motivacion de nuevos retos y carreras.

Gracias por seguirme a muerte y estar ahí, sois grandisimos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario