Javier Castillo Seguros y Finanzas

Javier Castillo Seguros y Finanzas
Loading...

miércoles, 23 de octubre de 2013

RESUMEN DE TEMPORADA


FINAL DE TEMPORADA Y VALORACIÓN DEL AÑO DEPORTIVO:

Con el Iberman LA LUZ, pongo el punto y final a esta temporada, puedo decir que la mejor temporada de todas, en la que además de retos personales, he conseguido algunos puestos de relevancia en alguna prueba:

Comenzando el año trialético en Abril, en el Triatlón Villa de Fuente Álamo, donde compitiendo en categoría élite, y siendo una distancia sprint, comienzo a coger el punto de nuevo a la competición. Las sensaciones no fueron las mejores, pro hay que empezar por algún sitio para ponerse en forma y sobre todo, poner ese puntito de competición al cuerpo, que no se le da en los entrenos.




Mas tarde llegaría el Triatlón de Almería, ya un distancia olímpica, donde me voy acercando a las sensaciones que esperaba, aunque aun esté lejos de la competición principal, el recuerdo de ese día lo enturbian las medusas, que mañana nos dieron y me llevé una de recuerdo en el cuello pegada. De ese día recuerdo que lo que más me hizo vibre fue el tramo de ciclismo, donde llegue a encabezar dos grupos d exente, escaparme de uno, entrar en otro, vamos, que me lo pase genial viendo que estaba bien y que la piernas iban.




A finales de Junio, subo a Valladolid a hacer un media distancia (1,9km de nado90km bici sin drafting+ 21km carrera), este ya pensado como preparatorio para mi gran objetivo este año, el acabar mi primer distancia IRONMAN. Lo que pretendía ser un entreno a lo grande y una prueba de cara a coger ritmos, etc. se convierte en un infierno en cuanto que coincide con el fin de semana de la ola de calor en España, lo nunca pensado, que en Valladolid, ciudad fresca, hagan temperaturas hasta las 20h mas o menos de cerca de 38-39ºC. Claramente eso convirtió al ICAN VALLADOLID en un infierno desde su salida a las 17h hasta su legada, con un autobús llano de participantes retirados, y mucha gente pasándolo realmente mal para poder acabarlo. La verdad qu mi propia experiencia fue muy dura y teto un recuerdo bastante malo de ese día, un día en el que decidí no abandonar se pusiera como se pusieran las circunstancias y conseguí ganar una lucha contra la mente bastante importante en mi camino hacia el IRONMAN.

De Valladolid a Granada y a un triatlón con mayúsculas el Triatlón Sierra Nevada, considerado como no de los mas duros del mundo, me decido a competir en distancia olímpica, ya que la opción del media distancia requería de una recuperación mas larga y no me permitía entrenar lo mas pongo posible y eso a estas alturas de temporada no me lo podía permitir. Todo sale muy bien, hasta que me encuentro con una averíe en la bici que me llevará por la calle de la amargura, y que hará que todas mis esperanzas de mejorar mi 18 puesto del año pasado se vengan abajo. Aun así consigo terminar, aunque muy lejos de mis expectativas.
Entrado Julio y acabadas dos semanas de duro trabajo en Sierra Nevada, vamos a por la parte final de la temporada, Triatlón de Cuenca, otro distancia olímpico con algo especial, y es que no puedes ir a rueda de otros ciclistas, lo que lo hace mas duo aun si cabe, los ritmos que se siguen en un olímpico son muy altos y hacerlos solo en la bici es duro, muy duro, recuerdo tener esa sensación en las piernas de ir a tope todo el rato, y Cuenca, con un recorrido en bici exigente y una carera a pie dura, se coloca como uno de los triatlones más famosos del calendario nacional. También recuerdo las sensaciones malísimas que tuve en el agua, sonde venía del Jueves anterior hacer una gran travesía a nado  en el Puerto de Motril y donde en Cuenca se e atragantó, primero por el frío del agua, que aun con neopreno, se hacía notar, hasta el punto de crearme ansiedad y no poder respirar bien, una sensación muy mala. Y segundo porque el río donde se nada es muy estrecho y te haces hueco a "palos", pues eso, igual que das, te dan… Lo mejor de Cuenca, el 19 puesto de la general, con gente muy fuerte por delante. Lo que tiene Cuenca de curioso es que, el Sábado se celebra el Triatlón y el Domingo por la mañana, celebran en el mismo río una travesía a nado, esta ya sin poder usar el neopreno, y alla que nos metimos, que voy a decir del agua, que no l dio tiempo a calentarse del día anterior y nadamos los 1000m con tiritones continuos. Pero contento con la experiencia.
 Y ya entramos en Agosto, un mes para recordar, lo primero porque no estaba dentro de mis planes el articular en el Campeonato de España de Media distancia o distancia 1/2 Ironman, pero no quería llegar al IBERMAN con la experiencia vivida en Valladolid como única referencia de mi estado en la larga distancia  animado por un grupo de amigos, me planto en Posadas (Córdoba) para hacerlo lo mejor posible, el cambiar mi estado mental era primordial para llegar a la larga distancia con garantías y solo quería vivir una buena experiencia en este día. No me podía esperar lo que después sucedió, y seque se dio el día, al contrario que en Valladolid, aquí salió todo, un anotación estupenda y cómoda, una bicicleta muy ,uy beba con ritmos importantes y con buenas sensaciones y una carrera a pie sufrida, pero conseguida. Lo mejor de todo, cuenco me iban cantando desde las motos el puesto que llevaba y me decía que iba segundo en los grupos de edad, que sensación mas buena. Y al final, todo salió, mejor de lo que esperaba y consigo ser el tercer mejor triatleta a nivel nacional en un grupo de edad bastante fuerte, un pedazo de premio a el año de entrenos y de trabajo que llevaba y una desvara de buenas sensaciones para encarar el IBERMAN en Octubre.


Cambio totalmente la orientación de mis carreras y me dedico un poco mas a la bici, compitiendo en La Carrera Ciclista "EL infierno" en Santiponce (Sevilla), 210km de sufrimiento encima de la bici para mantenerme en la cabeza de carrera hasta el km 100 donde decido no ir a mas porque dudo de mis piernas, nunca he hecho una distancia tan larga con la bici y no me fío, al final, la piernas están muy doloridas de a acumulación de km y las sensaciones son malas, pero acabo en un 24 puesto de 250 ciclistas que tomamos la salida y muy contento con la experiencia, ya estoy preparado para mi gran reto.

Y por fin llega el momento, 5 de Octubre, el día marcado en el calendario desde Octubre de 2012, para el cual he dedicado todo el año de preparación tanto física como mental, y espero disfrutarlo al máximo. Habia leído libros sobre gente que había superado este reto, y todos coincidían en una cosa, el Ironman es un estilo de vida. Tienes que aprender a vivir con él, con los entrenos dobles, con los tiempos largos de entrenamiento, la alimentación, el estar planteándote en cada momento si de verdad serás o no capaz de salir adelante con esto, porque a lo largo de la temporada hay muchos momentos de "agotamiento" mental, físico… Por eso, o se convierte en tu estilo de vida, o puede contigo. En mi caso, no solo lo he recibido con los brazos abiertos, sino que parece que hemos empastado bien. 






La sensación el dia 5 y los días anteriores era de tranquilidad, mucha gente me preguntaba y siempre decía que estaba más tranquilo que en otras competiciones. Algo que hasta para mi era extraño, pensaba en lo que tenía que hacer, que en 24h tenía que estar ya montado en la bici, que si a tal hora debería estar corriendo y en el km… del maratón y yo mismo pensaba y me preguntaba: -¿Por qué estás tan tranquilo? Pues la respuesta estaba en que un ironman se vive en cada día que se entrena, se compite contra uno mismo desde que decides que vas a por él, desde el día en el que quedas inscrito, realmente el único en el que tuve más nervios. Y sabiendo que durante nueve meses había ganado casi todas las batallas diarias que había afrontado contra el reto, no debía estar nervioso ante la final, porque la guerra estaba ganada.
Y precisamente esa es la sensación que me ha quedado después de completar mi primer larga distancia, sensación de que aun queda mucho que aprender y de que en esta distancia, al igual que en la media distancia, no puedes bajar la concentración y el trabajo ni un poquito solo, porque t pasa factura, pero de que tratándolo con respeto y ganando las pequeñas batallas diarias que se afrontan en su preparación, se puede con este y con el que te propongas. 

Al final en la vida se gana o se pierde gracias a pequeñas cosas que, sumadas, hacen una grande. En mis clases insisto a mis alumn@s en que para todo problema en la vida, sea matemático, personal, lingüístico, etc. todo es mas fácil  sencillo si lo fraccionamos en objetivos mas pequeños y abordamos cada uno individualmente para después, solo tener que juntarlos. Así ha sido siempre y no tiene por qué cambiar. No nos obsesionemos en hacer un muro grande, y ve cada día colocando un ladrillo lo mas perfectamente posible… al final, tendrás tu muro perfecto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario